KIEV – Vanguardia de Ataque

_MG_0151

Y cuando ya había comenzado el proceso de echar la vista atrás para ordenar qué discos podrían convertirse en los más interesantes del año 2013, van estos californianos y publican su disco de debut “Falling Bough Wisdom Teeth”. Está claro que uno debe estar atento hasta el último día de curso si no quiere perderse lo fundamental de la lección. Y ésta es de lo más sencilla: Kiev hacen de la complejidad emoción, y ésta llega a cotas ciertamente insuperables.

Trataré de describir cómo suenan este quinteto formado en el 2007. No será tarea fácil, pues es difícil hablar de la música creada por músicos de gran talento capaces de recrear cualquier sonido. Porque no estamos hablando de una banda de rock, aunque lo son. Tampoco de una formación jazzística, que podrían serlo. Y ni mucho menos de Dj’s, a pesar que podrías bailar alguna de sus canciones hasta el amanecer. Fijaos que incluso me vienen a la cabeza términos como rock progresivo, psicodelia, además de folk y pop de estadio. Kiev es todo eso sin dejar de ser una única cosa: una personalísima manera de entender la música basada en la total libertad de expresión y en la perfecta ejecución técnica de cada tema.

Aquí no sobresale ningún miembro del grupo en concreto, sino que brilla el conjunto como unidad, como una piedra granítica indestructible, como una máquina de engranaje imposible perfectamente engrasada. Quizá a primera escucha llame la atención la voz del guitarrista Robert Brinkerhoff por su semejanza a la de Thom York, pero rápidamente la mente se deja hipnotizar por el resto de instrumentos. Estructuras sonoras de ritmos diabólicamente funk (otro término…), con saxos y teclados que nos ofrecen un viaje repleto de paisajes auditivos extremadamente sugerentes.

Podría parecer que estoy hablando de una banda sesuda. Nada más lejos de la realidad. En este maravilloso disco hay melodía pegadiza y, digámoslo, comercial. Ojalá Kiev demostrara que la calidad no tiene que estar reñida necesariamente con el éxito de masas. Porque, no nos engañemos, no se trata de crear buena música para unos pocos sino para todo el mundo. La cuestión es que, y a causa de la culpabilidad de las malvadas radio fórmulas, ese gran público necesita una ayuda para acceder a música que merezca la pena. Y qué mejor ayuda que componer excelentes temas que puedan colarse en las líneas enemigas. “Ariah Being”, “Trees Are Trees” o “Solving and Running”  serían la vanguardia de ese imaginado ataque.

PLAY! – “Ariah Being”, primer single de “Falling Bough Wisdom Teeth” (2013)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s