Al Berkowitz – Creatividad y Valentía

al berkowitz 2Me encantaría conocer algún día al genial bluesman americano Aldous B. Berkowitz. Pagaría por poder escuchar “Dust Discipline”, ese tema dedicado a Tom Petty en un momento de enfrentamiento dialéctico entre ambos músicos. Me fliparía saborear “Bye, Bye, You My Real Me!” o “Naughty Shabby Pontiac”, los éxitos de los años 70 compuestos por el viejo Al. Y, en fin, no estaría nada mal poder ver por un pequeño agujerito el encuentro fortuito entre un ajado y vilipendiado Berkowitz, después de su aciago periplo vital por toda Europa, con tres músicos madrileños, en un callejón del barrio de Malasaña, allá por el año 2005.  Me gustaría extender ese agujero espía hasta la conversación que tuvieron los ex miembros de The Inhabitants con el enigmático bluesman, hecho que cambió la vida de Ignacio Simón, Santiago Estrada y Lorenzo Palomares, y que reinventaría su carrera artística para convertirse en lo que hoy es la formación Al Berkowitz. Claro que también me hubiese encantado conocer a Leonard Zelig, personaje creado en 1983 por Woody Allen, o a Cástor Vicente Zamacois, ese astuto vividor salido de la mente de Rodrigo Cortés en el impagable cortometraje “15 Días” (2000).

Mitología o no, lo cierto es que Al Berkowitz han entregado una obra compleja e inabarcable por su gran cantidad de matices y conjunción de estilos musicales. “A Long Hereafter/Nothing Beyond” supone el segundo disco de estudio del trío madrileño después del muy recomendable “Barely Nice” (2009). Colgado íntegramente en su página de bandcamp desde finales del año pasado, el disco se divide en dos partes que desarrollan toda la creatividad de este combo sorprendente y, ante todo, valiente. No es sencillo encontrar en nuestro país apuestas con tanto que ofrecer al oyente, con tanto afán por sumergirte en estados de ánimos dispares en cuestión de minutos. Porque el álbum arranca con “You and I”, una especia de bossa alucinógena, para continuar con un tema de puro rock psicodélico, “The Frenchman and the Rabbitman”, quizás uno de los momentos cumbres, para después deleitarnos con el que, a mi entender, es el corte más redondo y brillante del disco, “How Could We Get Ourselves Lost?”, una pieza de clara tradición folk, con unos arreglos de cello acertadísimos. “Magical Cynical” no se queda atrás, convirtiéndose en la canción más pop y accesible del LP. Ignacio Simón canta, toca la guitarra, el piano y compone todas las letras, mientras que Santiago Estrada se encarga de ciertas voces y el bajo, y Lorenzo Palomares hace lo propio con la batería y la percusión. Y pese a ser un segundo trabajo, todo está perfectamente engranado.

La segunda parte del disco, la que cubre el bloque “Nothing Beyong”, posee una interesante amalgama de estilos, pasando por el punk macarra de “I Want You (Out Of Control)”, en donde Simón demuestra una pericia soberbia a la guitarra eléctrica, hasta esa perla titulada “Sensitive, Not Dramatic”, con desarrollos cercanos al “Kid A” de Radiohead. Hay mucha experimentación y grandes ideas, apreciándose que no ha debido ser tarea fácil producir y acabar el álbum. El resultado debe ser degustado con tranquilidad, pues estamos ante la hora de música más ambiciosa y apasionante creada en nuestro país últimamente.

Más Información:

http://www.alberkowitz.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s