Little Joy – “Little Joy” (Rough Trade Records, 2008)

Si hubiese echado la vista atrás para revisar los discos que más me gustaron en el año 2008, sin duda pondría esta pequeña joya en primer lugar. El disco de debut (y único hasta la fecha) de Little Joy es un alarde de buen gusto y belleza. Es un trabajo en el que se nota que sus componentes volaban libres cuando fue creado y grabado, rodeados de un aura de felicidad y bohemia, en donde el tiempo se ha detenido y sólo queda saborear los placeres de esta vida.

LITTLE JOYTodo comienza en un festival portugués en donde coinciden Fabrizio Moretti, batería de The Strokes, y Rodrigo Amarante, guitarrista de un grupo brasileño llamado Los Hermanos. Era el año 2007. Ambas formaciones tocaban en ese festival, aunque lo verdaderamente importante fue la amistad que entablaron los dos músicos. Moretti emplazó a Amarante a viajar a Los Ángeles para pasar una temporada y hablar de cualquier cosa que no fuese música. Pero como eso es imposible para dos tipos que parecen apasionados por la música, lo que acaba surgiendo son ideas y esbozos para lo que, a la postre, serán las canciones que conformen el álbum de Little Joy. A través de Devendra Banhart, conocen a Binki Shapiro, una actriz y cantante de la que no es difícil enamorarse. La extraordinaria química surgida entre los tres les lleva a alquilar una casa en Echo Park, uno de los barrios con más bohemia e historia de Los Ángeles. Pasan los días compartiendo charlas e ideas, y por las noches frecuentan el Bar Little Joy. Es primavera y verano, es calidez y despreocupación, es falta de ese estrés generado por las inacabables giras de sus grupos primarios. Fabrizio y Binki se enamoran y comienzan una bella historia de amor. Y siguen componiendo esa música inspirada en esas noches de brisa placentera y copas de vino a la luz de la luna. Amarante les transporta con sus acordes brasileños a playas lejanas y hermosas.

PLAY! – “Unattaible”

En noviembre de 2008 publican el disco y, con el tiempo, se convierte en un trabajo poco conocido para el gran público, pero muy valorado en pequeños círculos. Fabrizio Moretti demuestra que es algo más que el batería de los Strokes e, incluso atendiendo a algunos cortes del disco, yo diría que gran parte de culpa del sonido Stroke podría haber salido de su sensibilidad. No hace falta más que escuchar “Brand New Start” o “Keep Me in Mind” para descubrir ese aspecto. Por su parte, Rodrigo Amarante aporta su guitarra, su voz y su cadencia brasileña a las composiciones, dotándolas de estructuras cercanas a la bossa e, incluso, al reggea (“No One’s Better Shake”). Binki Shapiro, musa de Beck y colaboradora vocal de artistas como el propio Devendra Banhart y Adam Green, tiene sus momentazos en el precioso tema “Unattaible”, y en “Don’t Watch Me Dancing”. Todo el sonido de Little Joy es vintage y cercano, muy disfrutable, y difícilmente olvidable.

PLAY! – “Next Time Arround”

PLAY! – “No One’s Better Shake”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s