The Avett Brothers – “Emotionalism” (Ramseur Records, 2007)

Repasando las novedades que están por llegar en los próximos meses, leo que uno de los lanzamientos del mes de septiembre será el nuevo trabajo de The Avett Brothers, “The Carpenter”. Escuchando el tema que adelantan los de Concord, Carolina del Norte, me vienen a la cabeza cada uno de los grandes momentos que me brindaron los hermanos Avett con su disco “Emotionalism”, publicado en el año 2007. Y volviéndolo a revisitar, me doy cuenta que ese disco supone un antes y un después en mi concepción y apreciación de la nueva ola de música folk que asalta el panorama musical en los últimos años.

Scott y Seth Avett, dos tipos sensibles y tremendamente talentosos, llevan desde finales de los 90’s haciendo música juntos. El primero toca el banjo. El segundo la guitarra. Ambos cantan y componen de maravilla. Y, encima, son jóvenes y atractivos. Pudieran dar rabia, lo entiendo, aunque a mí me cautivaron con una de las baladas más preciosas que he escuchado en años, “The Ballad of Love & Hate”, incluida en este disco. Todos sus temas hablan del amor, de las rupturas entre seres humanos, de los errores que se pueden cometer en esta vida y pedir perdón por los mismos, de sentirse desplazado o reconfortado en algún lugar concreto. Algunas de sus letras parecen estar sacadas de las historias que contarían sus abuelos sentados en algún porche de madera, bebiendo limonada fría, en noches estrelladas y calurosas. Es música de claras raíces americanas, tocando estilos como el bluegrass, el country, el pop, el ragtime, e, incluso el punk. Me parece muy acertada la disección que hizo el San Francisco Chronicle de la música de The Avett Brothers, “abarcando la profunda tristeza de Townes Van Zandt, la concisión del pop brillante de Buddy Holy, el tintineo melódico de los Beatles, y la furiosa energía de los Ramones”.

PLAY! – “Die Die Die”, tema que abre “Emotionalism” (2007)

La producción del disco todavía es aquí ruda e inmediata, siendo el banjo, la guitarra, el contrabajo y el piano los instrumentos predominantes, aunque en algunas piezas aparezca la percusión. Desde entonces, The Avett Brothers han ido ganando en repercusión mediática y acumulando fans por todo el mundo. Eso se ha traducido en una producción más preciosista y clara en sus siguientes trabajos, siendo los dos últimos producidos por el prestigioso  productor Rick Rubin. Sin embargo, “Emotionalism” todavía encierra una ternura ingenua en la manera de hacer las cosas. La imagen de Scott y Seth Avett es desaliñada y caótica, algo que, en la actualidad, parece haber cambiado. Eso no quiere decir que los discos posteriores bajen el nivel, pues toda su discografía merece ser descubierta. Animo a todo el mundo a hacerlo, pues una vez seducidos por la música de The Avett Brothers ya no hay vuelta atrás. Un apunte más: toda pareja suele tener una canción predilecta. En mi mundo es “The Ballad of Love & Hate”. La letra es una verdadera delicia. Piel de gallina.

PLAY! – “The Ballad of Love & Hate”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s