San Miguel Primavera Sound 2012 – Crónica (Parte 2)

Entrar temprano en el recinto del Parc del Fòrum siempre me ha resultado de lo más agradable. Evitas colas y todavía no se acumula mucha gente, lo que te permite ver ciertos conciertos cómodamente y sin aglomeraciones. Además, se hace sencillo el ir a una de las barras y tomarte la primera cervecita del día. Con respecto al funcionamiento de las barras, este año se adoptó el sistema de pagar en metálico, algo con lo que me parece que acertaron los organizadores del festival. Es evidente, y teniendo en cuenta que en hora punta se llegaron a congregar entre 35.000 y 40.000 personas diarias en el recinto, que la espera en los momentos de más asistencia podía ser desesperante, pero, en general, no se tenía que esperar demasiado a que te sirvieran. Otro cantar fueron los precios, a mi entender, abusivos.

 

VIERNES, 01 DE JUNIO

 

OTHER LIVES

El Sol todavía andaba alto el segundo día de festival al entrar en el recinto del festival. Brisa refrescante y sensación de estar en plena forma para comenzar una jornada que se presentaba de lo más dispar. Primer destino: Escenario San Miguel. Sin mucha gente frente al escenario, lo que nos iban a ofrecer los americanos Other Lives iba a ser otra de las cumbres del festival. Desde que a mediados del año pasado los de Oklahoma publicaran “Tamer Animals”, sus seguidores se han multiplicado. Y no es para menos, un discazo que muchos de nosotros teníamos ganas de comprobar cómo sonaría en directo. Piel de gallina en dos o tres momentos, verdadera emoción a lo largo de los 50 minutos escasos de actuación. Impresionante como los músicos intercambiaban instrumentos, la personalidad de Jesse Tabish, y, en general, toda la interpretación de cada uno de los temas de su repertorio, basado en su último trabajo de estudio. Memorables sonaron “As I Lay My Head Down”, “For 12”, “Tamer Animals”, “Dust Bowl III”, y, particularmente, “Desert”, en la que confieso que las lágrimas estuvieron a punto de brotar de mis ojos. Junto a Refused, lo mejor que vi en el festival.

PLAY! – “Black Tables” tema extraído de su primer disco homónimo del año 2009

 

SISKIYOU

Ya sentados en las gradas del Escenario ATP, nos disponíamos a degustar el folk extraño de Siskiyou. Desgraciadamente, el sonido ensordecedor del Escenario Mini deslució una actuación intimista, en donde las guitarras acústicas y el banjo no podían competir con el rugir de las guitarras eléctricas de Chavez. Colin Huerbert (ex Great Lake Swimmers) y Erik Arnesen le pusieron ganas, luciéndose con grandes tema como “Twigs and Stones” y “Never Ever Ever Ever Again”.

PLAY! – “Twigs and Stones” de su álbum “Keep Away the Dead” (2011)

 

RUFUS WAINWRIGHT AND HIS BAND

Reconozco que me daba bastante pereza acercarme al Escenario San Miguel para escuchar a Rufus Wainwright, y más después de haber escuchado su último e irregular disco, “Out of the Game” (2012). Así que, con la calma, y sentados en el césped, nos centramos en nuestras conversaciones de amigos mientras, a lo lejos, el bueno de Rufus comenzaba su show. Pese a la lejanía, todo sonó perfectamente, siendo su voz clara y potente como nos tiene acostumbrados. Además, venía con banda completa, lo que hizo que sus temas lucieran mucho más que cuando se ha presentado en solitario. Mi atención se centró sobre el escenario irremediablemente al sonar “The One You Love”, “Greek Song”, “Going to a Town” o “Poses”, con la que cerró su actuación. De su “Hallelujah”, ni rastro.

PLAY! – “Hallelujah” versión de Rufus Wainwright sobre el tema original de Leonard Cohen

 

I BREAK HORSES

Y a correr como posesos para llegar al Escenario Mini, en la otra punta del recinto, para poder llegar a la mitad del concierto de uno de los hypes del año pasado, I Break Horses. Con la explanada a tope, pudimos presenciar el tema que les ha dado a conocer en todo el mundo, “Winter Beats”. Al tratar de localizar a uno de nuestros amigos allí presentes a través del móvil, lo único que él podía gritar era… ¡temazo, temazo! Pues eso, que sonó a temazo.

PLAY! – “Winter Beats” del álbum “Hearts” (2011)

 

BERNHARD FLEISCHMANN

Sí, fui una de las 300 o 400 personas que no presenció el concierto de The Cure. Y no me arrepiento. La experiencia de caminar solo por gran parte del recinto del festival sin apenas cruzarte un alma es indescriptible. Y más sabiendo que en ese preciso instante, en ese mismo recinto, habían 40.000 almas más a pocos metros. ¿Qué hacer entonces? Pues una de las cosas que más me gustan del festival: acudir al concierto de alguna banda que desconozco por completo. Siempre hay alguien que te sorprende gratamente. Tal es el caso del compositor de música electrónica Bernhard Fleischmann, quien actuaba en el Escenario Adidas Originals. El austríaco, frente a unas 60 personas, pareció pasárselo en grande, y los pocos que nos congregamos allí, también. Debo decir que desconocía por completo la música de Fleischmann, pero me resultó extrañamente cinematográfica y evocativa, combinando ritmos electrónicos, con samplers de instrumentos reales, y su propia voz. Un tipo a descubrir en el futuro.

PLAY! – “Composure” tema del disco “The Humbucking Coil” (2006)

 

WAVVES

Mientras The Cure ya había traspasado la segunda hora de concierto, en el Escenario Mini salía a escena Wavves, de los que había leído mucho y escuchado poco. Su rock garajero y macarra de guitarras distorsionadas no me pareció nada del otro mundo, pero sonaron con fuerza y gran solvencia. Los de San Diego tienen un puñado de buenas canciones que al final, de manera tonta, no paras de tararear.

PLAY! – “Bug” extraído de su EP “Live Sux” (2011)

 

M83

Ya con todo el grupo de amigos reunido de nuevo, nos disponíamos a disfrutar de uno de los supuestos platos fuertes de la noche. Los franceses M83, uno de esos grupos en los que los medios críticos de blogs y revistas especializadas han puesto sus mejores halagos, debían demostrar que no sólo son una banda de un único hit, “Midnight City”. Comenzaron templados y, tras quitarse de encima su temazo, propusieron una sesión mucho más bailable, más apropiada para la hora de la noche en la que entrábamos. “Reunion” puso a todo el mundo a bailar, y así, hasta el final del concierto. Además, y eso ha sido una de las tónicas del festival para las formaciones más electrónicas, el Escenario Mini se engalanó con juegos de luces que hicieron que el espectáculo fuese todavía más atractivo.

PLAY! – “Midnight City” de su disco “Hurry Up, We’re Dreaming” (2011)

 

THE RAPTURE

Y cuando ya parecía que todo el pescado estaba vendido, aparecieron The Rapture en el Escenario San Miguel para ofrecernos uno de los mejores conciertos del festival. Los neoyorquinos nos hicieron vibrar, bailar, sudar, cantar hasta la saciedad. La comunión fue total. Éxtasis colectivo al son de temas como “In the Grace of Your Love”, “Echoes”, “Whoo! Alright”, “House of Jealous Lovers”, “Yeah Uh… Huh”, y, para acabar “How Deep Is Your Love?”. Las agujetas al día siguiente fueron de libro, pero, qué coño, cómo nos lo pasamos. Inmensos.

PLAY! – “How Deep Is Your Love?” de su álbum “In The Grace Of Your Love” (2011)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s