Maria Coma – Un pequeño gran tesoro

Impaciente estaba por publicar este post. Llevo tiempo escuchando “Magnòlia” (Amniòtic Records, 2011), de la joven barcelonesa Maria Coma. A sus 25 años consigue con su segundo disco – el primero en solitario fue “Linòleum” (2009) – ponerme los pelos de punta. “Magnòlia” es un trabajo sorprendente, delicado, repleto de momentos de una intensidad sobrecogedora. El piano, como instrumento vehicular, le otorga a cada corte un porte cinematográfico exquisito, acrecentado por las ganas que le pone la artista en cada pieza visual que acompaña a alguno de ellos. No en vano, Maria Coma graba y edita dichos clips, mostrando un sentido exquisito de lo que quiere decir arte audiovisual. Todo lo que empaca el trabajo de esta pianista de formación clásica tiene muy buen gusto, desde la portada del disco hasta su página web. No sé cómo explicarlo, pero son la mezcla de colores y composición de los elementos lo que dan sensación de equilibrio al conjunto. Pero lo verdaderamente sobresaliente es su música. “Magnòlia” es un disco de pop de cámara, aunque evolucionado en el sentido que le da al pop gente como Joanna Newson o Yann Tiersen. También hay gotas de jazz, aunque un jazz sin aristas, muy a lo Brad Mehldau cuando hace suyos temas de Oasis o Radiohead.

 

PLAY! – “Tots els colors”, tema que abre “Magnòlia” (Amniòtic Records, 2011)

 

La producción del disco corre a cargo de Pau Vallvé, cuyo interés por lo cinematográfico queda patente en su carrera en solitario, además de agrandarse en su colaboración con Maria Coma. Habitan temas en el álbum (“Mujer de Lana”) que podrían formar parte, en sus momentos más instrumentales, de una banda sonora tan extraordinaria como la exhibida en El Show de Truman, compuesta por Burkhard Dallwitz. También hay espacio para el jazz íntimo (“De Nit”), y para un pop que crece desde una melodía a piano sencilla para llegar a un éxtasis instrumental exhuberante, repleto de arreglos de cuerda interpretados por el Quartet Brossa, y apoyados por coros fantasmales perfectamente integrados. Resaltan, sobre todo, los que aparecen en la maravillosa “Fugir de l’Ou” y en la final “Dins Magnòlies”, en cuyos coros aparecen acreditadas las voces, entre otros, de Ferran Palau y Louise Sansom (Anímic). Por su parte, la voz de Maria Coma resalta por su claridad y fragilidad, muy a la altura de la propuesta musical. Muy poderosamente me viene a la mente, al escuchar una y otra vez “Magnòlia”, aquella pequeña joya compuesta por Hanne Hukkelberg que llevaba por título “Rykestrasse 68”.

 

PLAY! – “Bosc Adormit” del álbum “Magnòlia” (Amniòtic Records, 2011)

 

Más información:

http://mariacoma.bandcamp.com/

http://www.mariacoma.com/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s