Friska Viljor – “Tour De Hearts” (2008)

No es que los suecos Friska Viljor sean una de las mejores bandas del planeta, pero este “Tour De Hearts” (2008) me brindó, en su día, grandes momentos musicales. Que en los últimos años han surgido en Suecia un montón de bandas interesantes no es un misterio. Grupos que practican un pop luminoso, que se acercan al folk de tempos rápidos e, incluso, que coquetean con la indietrónica. Me vienen a la cabeza gente como I’m From Barcelona, Acid House Kings o The Mary Onettes. Una escena musical de fuertes contrastes, capaz de generar melodías brillantes, tarareables hasta la saciedad, pero que esconden en sus letras temas dolorosos que, en su mayoría, hacen referencia al amor, o, mejor dicho, al desamor. Puedes estar en una playa, con el sol desapareciendo en el horizonte, rodeado de amigos, bailando y sonriendo al ritmo de cada canción de Friska Viljor, pero lo curioso es que lo haces sin darte cuenta de que lo que te están narrando es un compendio de historias que van desde la soledad hasta la desesperación por olvidar a la persona que ha hecho trizas tu corazón. Lo cierto es que, al final del proceso de escucha continuada de este “Tour De Hearts”, vislumbras ese desasosiego, presentándose de manera casi inconsciente. Y es en ese instante cuando sabes lo mucho que te ha calado la música de los de Estocolmo, haciendo que eches la vista atrás para enfrentarte a tus viejos fantasmas. Pero como sigues balanceando la cabeza y tarareando cada estribillo perfecto, parece que lo que te queda al final del camino es optimismo.

PLAY! – “On and On” tema que abre “Tour De Hearts” (2008)

 

Daniel Joahnsson y Jockim Sveningsson fundan la banda en el año 2005 tras pasar ambos por un periodo de rupturas sentimentales. Vuelcan sus experiencias en la música, publicando “Bravo!” en el año 2006. Poco a poco, su carrera discográfica va tendiendo hacia la superación de ese trauma inicial hasta publicar, en el 2011, “The Beginning of the Beginning of the End”, un disco en donde todas las heridas han sido lamidas y toca mirar hacia adelante. No obstante, lo que no cambia son las estructuras pop de sus canciones, y la integración perfecta de instrumentos como la mandolina, el ukelele, el acordeón y trompetas, con coros excelsos y brillantes. Sin embargo, en mi opinión, su mejor trabajo sigue siendo este “Tour De Hearts”, un disco en el que cohabitan influencias tan diversas como el folk americano, la música balcánica y la electrónica. Aunque siempre bajo el parámetro esencial del pop dulzón y el estribillo sobresaliente.

 

PLAY! – “Old Man” del disco “Tour De Hearts” (2008)

 

Más Información:

http://friskaviljor.net/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s