Laura Marling – Talento y precocidad

 

Agárrense fuerte… esta británica de tan solo 22 años, publicó el año pasado su tercer disco, manejando con suma soltura un estilo musical tan poco adolescente como el folk. Y es que su primer LP, “Alas I Cannot Swim” (2008), vio la luz cuando Laura Marling tenía 17 años. Me recuerda mucho el caso de otro músico prematuro y de gran talento llamado Zach Condon, líder y alma de Beirut. Pero la curiosa historia de esta chica de aspecto frágil no acaba aquí. En la época de publicación de su primer álbum, también colaboró y formó parte en la creación de “Peaceful, the World Lays Me Down”, primer y maravilloso trabajo de los irregulares Noah and the Whale, actuando como segunda vocalista.  Aunque lo más conocido de este encuentro es su romance con el líder del grupo, Charlie Fink, cuya ruptura supuso un intercambio de argumentos y sentimientos, ocultos en los temas de sus respectivos segundos trabajos. Y para sazonar todavía más la historia, decir que la Marling, nada más romper con Fink, comienza otra historia con Marcus Mumford, de los Mumford and Sons, otra de las bandas más importantes del nuevo folk británico. Con todo este culebrón, la conclusión que te queda es la idea de que lo que ha salido ganando con este ménage à trois es el enriquecimiento, precisamente, de ese nuevo folk británico.

La evolución musical de Laura Marling también responde al desarrollo de sus vivencias e interacción con esos dos grupos. Si el primer disco sonaba luminoso y pop, el segundo, “I Speak Because I Can” (2010), se torna más oscuro y más folk, más maduro y visceral. Un trabajo muy completo, con enormes canciones, muchas de ellas pudiendo formar parte del ideario de la serie de la HBO “Deadwood”.

 

 

PLAY! – “Alpha Shallows”, tema extraído de su segundo disco, “I Speak Because I Can” (2010)

 

Y en 2011, sale al mercado su tercer trabajo, “A Creature I Don´t Know”. Aquí las estructuras de las canciones se complican, la producción se enriquece, y las letras entran en el mundo de una poética más accesible, en donde los sentimientos de la artista se abren, y en donde da la impresión de que, a pesar de su juventud, reflexiona acerca de su proceso de liberación tanto como mujer, tanto como artista. Merecerá mucho la pena pasarse por el escenario en el que Laura Marling coja su guitarra y nos seduzca con un estilo de voz a lo Joni Mitchell.

 

PLAY! – “Sophia”, single del álbum “A Creature I Don’t Know” (2011)

 

Más información:

http://www.lauramarling.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s